Tiempo

Interminable

Cada latido de un vive el momento, cada paso, cada beso,

cada recuerdo cuando te pienso, despertar,

y tus brazos rodeando mi cuerpo;

Y el sendero con mil piedras tal vez, que serán experiencias de vida,

cuéntame querida como te ves cuando me miras,

con el alma al aire, con el mundo bajo tus pies;

Pues dar, lo daré todo,

este guerrero de fango y lodo,

guerrero de las mil historias, de la falta de memoria,

creador, 

de los nidos del amor, del cariño, la constancia,

sobre todo, del tesón;

Que no seremos otra vuelta más en esta noria,

ni el vértigo de esas aves migratorias, solo el verso del presente,

el latido de este instante, ese beso recurrente,

respirando nuestro abrazo… interminable;

Como el tiempo, como el espacio.